Rellenos faciales

Los rellenos faciales, también conocidos como “rellenos dérmicos” y
“inyectables” son de carácter temporal a soluciones duraderas
administrados a través de unas pocas inyecciones diminutas en las áreas
específicas de la cara. Están diseñados con uno o varios propósitos, tales
como la reducción de arrugas y aumento de labios.

Un médico estético cualificado puede determinar qué relleno facial
proporcionará resultados óptimos y rejuvenecedores al paciente.